Cómo aplicar estuco en los techos de tu casa

¿Te gustaría darle un toque “diferente” a los techos de tu casa? En lugar de pintura puedes aplicar estuco, esa pasta de grano fino que se ve lisa y brillante como mármol pulido una vez terminado.
En primer lugar debes cubrir todas las paredes y los muebles que no puedas sacar de la habitación, con láminas de plástico.

Cómo preparar el estuco

Coloca primero la mezcla seca dentro de un cubo grande y luego añade agua y revuelve. Para que la mezcla te quede perfecta sigue las instrucciones del envase al pie de la letra.
Luego comprueba la consistencia del estuco húmedo en tu paleta. No debe deslizarse antes de que la inclinación de la paleta esté a un ángulo de 40 grados. Si eso sucede significa que está demasiado húmedo.

Aplicación del estuco

Comienza la aplicación del estuco en pequeñas cantidades y desliza la espátula con movimientos cortos. También puedes usar un equipo atomizador para aplicar el estuco.
Mueve la escalera cuando ya no alcances el lugar de aplicación con comodidad. No es conveniente hacer demasiado desde una posición de la escalera pues la aplicación no quedará uniforme, además, mover la escalera constantemente te evitará lesiones.
Al cambiar de lugar la escalera no superpongas el estuco pues se notará a simple golpe de vista una vez seco.

Deja secar el estuco, ocho horas, mínimo. Para darle un acabado brillante puedes pulir el estuco y darle una mano de cera.

Aplicar estuco en los techos es sencillo pero es más sencillo aún llamar a Asturias Mantenimiento y Limpieza y dejar que nosotros nos encarguemos del trabajito 😉
Anda, compruébalo. Llámanos al 984 20 03 85 y te demostraremos qué guapos quedan los techos con estuco.

Cómo pintar un techo

Tal vez, cuando decidiste darle una manita de pintura a tu casa o apartamento no pensaste en que pintar el techo es un poco más complicado que pintar las paredes. Pues sí, hay que tener en cuenta ciertos truquillos 😉

Como siempre, lo primero es tener el equipo adecuado. Si usas un rodillo grueso en vez de una brocha podrás aplicar una capa lisa de pintura evitando golpes y burbujas.

El color es fundamental. Aunque la mayoría de los techos están pintados de blanco, no debe ser siempre así. A veces conviene aplicar un matiz no tan brillante para que no haga tanto contraste con la pared si ésta está pintada de un color intenso.

Antes de comenzar a pintar los techos trata de mover la mayor cantidad de muebles como te sea posible. Si son muebles muy grandes o pesados o no tienes espacio suficiente, cúbrelos con plástico para evitar que el goteo de la pintura los arruine.
Pero no uses plástico para proteger el suelo pues se arruga y mueve mucho. Es preferible poner paños o mantas para cubrir todo el suelo. No olvides  proteger adecuadamente ventanas, puertas y sus marcos. Si estás pintando el techo de la cocina recuerda proteger los electrodomésticos 😉

Planifica tu trabajo. Pinta en líneas rectas opuestas a la perspectiva que puedan tener quienes entren a la habitación -oculta posibles imperfecciones en la pintura-. Evita presionar demasiado el rodillo, podrías manchar el techo.

Si el techo que vas a pintar es abovedado píntalo como si fuera una pared. O sea, comienza en una esquina del techo y pinta de arriba hacia la pared en líneas rectas. Cada línea debe ser consecutiva y ligeramente por encima de la anterior.

Consejillo de oro:
Nunca pares y reinicies más tarde una vez que empezaste a pintar un techo. En los techos es mucho más probable que se noten los diferentes puntos de secado.

¿Te resulta complicado seguir todos nuestros consejos? Entonces llama a Asturias Mantenimiento y Limpieza; te puedes evitar todos estos engorros. Nuestro teléfono es 984 20 03 85.
También puedes solicitar presupuesto online. Respondemos rápido, hacemos un excelente trabajo y te damos el mejor precio del mercado 😉
¡Compruébalo!